Esquí Fuera pistas

El esquí fuera pista, nuestros consejos

Por vuestras próximas vacaciones, habéis decidido consagraros a la práctica del esquí « fuera de pista ». A título de recordatorio, el fuera pista es una actividad física individual que consiste en deslizar sobre pendientes nevadas (snowboard, esquí…) practicada fuera de las pistas balizadas de una estación de esquí. Es importante anotar que hasta no hace mucho, esta modalidad ha sido practicada casi exclusivamente por esquiadores expertos. Hoy día, el esquí fuera pista se ha vuelto accesible a un público más amplio, gracias a la evolución del material y a la presencia del monitor-guía de esquí. La aventura os tienta ? Aquí os damos algunos consejos prácticos y útiles para disfrutar de la nieve virgen con toda seguridad.

Salir con monitor o guía de montaña

Está fuertemente desaconsejado salir solo a la aventura en medio de la montaña. Podéis formar un pequeño grupo de esquiadores, salir con amigos o en familia… Lo importante es crear un grupo homogéneo, de mismo nivel físico y técnico. Pero lo ideal es preparar la salida con un monitor - guía experimentado. La presencia de un profesional es fuertemente recomendada cuando decidís de aventuraros fuera de las pistas. 

Preparar bien el itinerario

Para evitar sorpresas e imprevistos, es crucial preparar el itinerario con antelación. Vuestro recorrido no tiene que ser muy largo y siempre hay que calcular las horas que nos quedan de luz. Informaos al máximo sobre el recorrido: el tiempo, tipo de terreno, boletín de riesgos de Alud… Llevar un plano del dominio esquiable nos será de gran utilidad. En todo caso, nunca haremos caso omiso de las recomendaciones de los Pisteros.

Equiparse bien

El material es sin duda uno de los elementos más importantes que tendremos que tener en cuenta. Lo primero, será llevar un Arva (aparato para encontrar a una víctima de alud). De hecho, fuera de pistas, siempre hay riesgos que tenemos que tener en cuenta: aludes, grietas, cornisas, árboles entre otros. Llevar un Arva facilitará la tarea de los socorristas para encontraros en caso de alud u otros accidentes graves… No olvidéis llevar un pequeño kit de primeros auxilios, así como la pala y la sonda. Llevad también una mochila ABS y un chaleco « *Avalung ». Esto nos permitirá de respirar bajo la nieve durante un rato. Llevad algunos víveres, una manta térmica, agua para hidrataros, una brújula y un plano de las pistas. En cuanto a los esquíes, podéis optar por tablas más anchas y más largas para favorecer el deslizamiento.


Protegerse en lugar seguro

En caso de alud, es aconsejado prever zonas donde el grupo pueda esperar con toda seguridad. No nos pararemos nunca bajo la trayectoria del grupo, y buscaremos zonas de seguridad protegidas de eventuales desprendimientos o aludes . No os alejéis del dominio balizado para esquiar pendientes peligrosas en caso de mala visibilidad debida a la niebla. Un último consejo y no menos importante, actuad con inteligencia y estad atentos a todos los factores externos.

Os tienta hacer esquí fuera pista en un viatge a Groenlandia, a Suecia o a los Alpes franceses? Cual será vuestra próxima destinación de esquí este invierno?